Día de locos, ni Bardenas ni nada

Que locura de día , son las siete y cinco minutos de la tarde, y he estado en el taller tres veces a lo largo del día. Aún dicen que torear es peligroso, LIDIAR con un taller si que es peligroso. Peligroso, desesperante, desquiciante y no se cuantas cosas más. Prefiero hacer las Bardenas en patines antes que ir a un taller.

Entre el rato que esperas, las vueltas que das, el frío que hace (solo en invierno, que en verano hace un calor que te mueres) y la gente que tienes que visitar, es para volverse loco.

He estado en el taller por la mañana, para dejar la furgoneta, que ya la habían arreglado pero como estaba en garantía tenia que verla el perito. Para esto me habían dejado un coche de sustitución la semana pasada para volver a casa, si, si, … solo para volver, fue llegar a casa y el coche muerto.

Llevo el coche por la mañana y vuelvo como puedo a casa, y a la tarde a recogerlo.
– Espera un poco que “tal” ha salido, que te atienda “cual”.
– Oye, que ha ido a pasar una revisión que no sé que…
A todo esto, tenía que llevar a un mecánico a casa para que se llevara el coche de sustitución, que estaba muerto, os acordáis ¿no?
– Que ya llega “tal”.
Ala pues, a casa. Nos montamos y el mecánico…
– Pues es la tercera vez que voy a por el coche ese.
(Pues no veas la gracia que me hace).
Llegamos, saca el aparato de resucitar coches, que es como el electroshock pero para coches.
– Dale al arranque.
(Los hígados te arrancaba yo)
-Ya le estoy dando!!!! (pero nada). ¡¡¡Sube a 300 y ponle 250ml de cafeína con aspirina!!!
SIN GASOLINA.

Pues he tenido que llevar al mozo de nuevo al taller a por gasolina y un embudo y una manquera (que ahora huele mi coche que mata) y volverle a llevar al coche para ponerlo en marcha.
¿A que parece un monólogo? pues real como la vida misma, y me ha pasado hoy. Todo el día perdido.

Espero que tengáis mas suerte que yo con esto de los talleres.

Un saludo.


No hay comentarios.

Deja un comentario


No hay comentarios.

Deja un comentario