Bardena Navarra y Navidad

Ayer se veían los Pirineos, incluso se podían distinguir sus siluetas recortadas.
Desde las Bardenas hay cada día una vista, y cada época tiene su encanto. Enseguida estaremos en Navidad, y aunque no podemos garantizar la nieve, ni que los Reyes Magos se porten bien con nosotros, si que podemos disfrutar de las luces que nos ofrece la Bardena en esta época del año.

Los amaneceres fríos y el Sol bajo hace que la vista llegue más allá del horizonte, más allá de donde estamos acostumbrados a ver, y a mirar. Es como si la naturaleza corriera sus cortinas para ventilar el salón, un salón llamado Bardena, y nos dejara ver a través de sus ventanas.

Aunque no hayamos sido buenos este año, la Bardena nos seguirá regalando esas vistas, sólo tenemos que ir a ese árbol y recoger nuestro regalo.

Bardena Navarra y NavidadLa Vereda del Cierzo.


No hay comentarios.

Deja un comentario


No hay comentarios.

Deja un comentario